Te enseño a lograr el término ideal de la carne

La carne definitivamente es mi delirio, particularmente si es a la parrilla. Siempre que puedo elijo un gran corte y lo pongo a asar.

Ya sea a la sartén, asada o a la plancha, hay que tomar en cuenta que cada corte tiene una manera predilecta de cocinarse. Algunos, como el rabo o la paleta son más duros, por lo que es preferible una cocción lenta y por largo tiempo. Mientras que los que vienen de la espalda, como el lomo y el chuletón, se asan de manera más rápida.



Eso sí, el término ideal (casi cruda o bien cocida) depende de las preferencias de quien la coma. Pero te voy a enseñar como lograr cada una para que no te frustres en el intento. ¡Manos a la carne!

Término rojo

carne roja

Se caracteriza por estar bien sellado al rededor y tener el centro crudo, con una textura suave. Se demora al menos 3 minutos llevar la carne a este término, cuyo centro debe estar a unos 131° F. Esta temperatura se usa generalmente para los cortes bajos en grasa, para evitar que pueda quedar sólida.

Medio

carne medio

Sin duda este es mi corte preferido. Debe tener una textura un poco más firme pero sin dejar de ser tierna. Su centro debe ser rojo rosado y estar a 145° F. Para que llegue a este punto tarda unos 6 minutos.

Tres cuartos

carne tres cuartos

Como es un corte que no tiene rastro de sangre, hay mucha gente que lo prefiere. Tiene una consistencia firme, pero sin ser muy dura. Lleva cerca de 8 minutos de cocción llegar a este punto y tendrá un centro de 150°F. Este término suele tener un color café claro.

Bien cocido

carne bien cocida compr

Es uno de los términos que menos recomiendo para cortes a la parrilla, porque pierde su jugosidad. En algunos países de latinoamérica es denominado “suela de zapato” por ser muy dura. Su color característico es más gris y su centro debe estar a 158°F. Se consigue con 10 o 12 minutos de cocción.

Un tip extra

La carne debe estar bien descongelada y a temperatura ambiente antes de llevarla a cocinar. Esto para garantizar que tenga una cocción uniforme. También es preferible marinar mientras la carne esté cruda, para evitar que la sal la deshidrate y quede seca.



Si tu amor está en las parrillas, entonces es momento de que lleves esta teoría a la práctica. Déjame saber cuál es tu término favorito.

En mi sección de carnes encontrarás grandes ideas para cocinar.

¿No tienes una cuenta? Adquiere tu membresía aqui