¡Mis salsas favoritas para acompañar el pavo!

Uno de los acompañantes predilectos del pavo durante la cena de Acción de Gracias es el Gravy o la salsa.

Esta deliciosa reducción conocida al rededor del mundo como gravy, viene de una salsa madre llamada ‘salsa española’ y a lo largo de los años, ha tomado el puesto del acompañante principal del protagonista de las festividades: el pavo.

En esta oportunidad te traigo dos opciones: una un poco más dulce y una más orientada al lado salado.

Salsa de arándanos:

arandanos

Ingredientes:

  • 1 taza de Arándanos.
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 taza de agua.
  • 2 estrellas de anís.
  • Cáscara de 1/2 naranja.
  • 1 rama de canela.
  • 1 cucharadita de jengibre.
  • 2 cucharadas de ron.

Preparación:

En una olla salsera colocamos el agua, los arándanos y el azúcar.

Dejamos que se diluya un poco, hasta que tome una consistencia un poco más espesa.

Agregamos el ron, la canela, la ralladura de naranja, el jengibre y las estrellas de anís para aromatizar la salsa.

Gravy tradicional:

gravy

Ingredientes:

  • Jugos y residuos del pavo.
  • 2 cucharadas de fécula de maíz.
  • 1 taza de agua.
  • 3 tazas de caldo de pollo.
  • 1/2 taza de cebollinos.
  • 2 cucharadas de perejil.

Preparación:

Comenzamos por llevar a la hornilla la bandeja con los jugos residuales del pavo que preparamos para que se vayan reduciendo. Mientras eso sucede, agregamos a la taza de agua la fécula de maíz y revolvemos hasta que se cree una mezcla homogénea.

Llevamos a la bandeja.

Agregamos la mezcla de fécula y agua y vamos batiendo poco a poco para que no se formen grumos.

Es momento de añadir el caldo de pollo.

Picamos los cebollinos y los colocamos dentro de la preparación.

Dejamos reducir un par de minutos hasta que tomen la consistencia del gravy.

¡Y listo!

¿Pensaste que estas preparaciones serían así de fáciles?

 

¿No tienes una cuenta? Adquiere tu membresía aqui