Malbec: un vino que me encanta tomar

El vino y la cocina se la llevan muy bien. Y yo siempre estoy buscando esos sabores, aromas y esencias que complementen mis preparaciones. Lo que me hace ver en el Malbec una oportunidad para acompañar e incluso preparar platillos exquisitos. Pero mi gusto por esta bebida va un poco más allá.

Por mi trabajo como chef para un canal de comida que se encontraba en Argentina, tuve que viajar en varias ocasiones para allá. Y para nadie es un secreto que en ese hermoso país se cultiva la mejor cepa de uvas para esta bebida.

En medio de mis viajes comencé a conocer mejor este vino y, de cierta manera, a experimentar con él. Y me di cuenta que es un vino versátil, pues tiene ciertas características que lo hacen resaltar de los demás. Si quieres saber de qué te hablo ¡ven que te cuento!

Razones para elegir un Malbec

VINO TINTO

 Suave al paladar: Si no eres un aficionado a tomar vinos, este te gustará. Pues su sabor frutal, suave y muy agradable se deja colar en tu paladar, sin dejarte una sensación fuerte.

-Intenso aroma: A pesar de ser un vino suave, su aroma es intenso pero muy frutal. Lo que hace atrae la atención de este gusto que activará tus papilas gustativas para una mejor recepción. Encontrarás aromas a uva, mora, cereza o frambuesa, sin dejar de ser elegantes.

– Marida bien con carne asada: Esta es una cualidad que me encanta pues yo ¡amo la carne a la parrilla! Y este es un vino que va potenciar muy bien los sabores de la carne, sin opacarlos.

-Otras combinaciones: También su ligera acidez combina muy bien con verduras asadas, con rúgula, papa y se mezcla entre lo cítrico del tomate. Al igual que es un gran acompañante de los quesos o las especias como la pimienta y las hierbas como el romero.

Este tipo de vinos definitivamente tiene una gran versatilidad ¿ya lo has probado?

Y si quieres aprender algunas nociones básicas para catar tu vino como un experto, aquí te dejo algunos tips.

¿No tienes una cuenta? Adquiere tu membresía aqui