Evita que los snacks sean lo único que comas en el día

Cuando te suena la barriga porque sientes que mueres de hambre, lo primero en lo que piensas es en snacks. Pero a veces los comemos como si no hubiese mañana, y terminamos taaan llenos que no queremos nada más.

Es verdad que las meriendas son importantes para controlar el apetito, pero no deben convertirse en nuestro plato principal. Mucho menos deben ser comida chatarra porque acarrean problemas a nuestro cuerpo.

Los snacks ideales

Por supuesto que el primer requisito que deben cumplir es que sean saludables. Aunque también debes tener en cuenta otras características al momento de elegirlos:

  • Que tengan alto contenido de proteína
  • Contar con menos de 30% de azúcar añadida.
  • Aportar mucha fibra

¿Quieres más opciones?

Si lo único que se te viene a la mente cuando dicen ‘snacks saludables’ son barritas energéticas… entonces sigue leyendo que encontrarás las mejores y prácticas opciones.

Palomitas de maíz

palomitas compr

No necesitas ir al cine para comerte un buen puñado de palomitas, también puedes llevarla en tu bolso para una gran merienda. La razón es que un recipiente promedio de ellas te aportan sólo 30 calorías. También contienen mucha fibra, que te hará sentir lleno por algún tiempo. Eso sí, siempre y cuando las comas bajas en sal y sin mantequilla.

Frutos secos

almendras blanqueadas compr

¡Los frutos secos son grandiosos! porque son altos en proteína, fibra y grasas saludables. Además de ayudarnos con el tránsito intestinal y pueden comerse luego de hacer ejercicio. Pero debes tener cuidado de no pasarte de la raya, porque tienen alto aporte calórico.

Zanahoria

Zanahorias compr

Comer este vegetal crudo tiene múltiples beneficios: para el estómago, la piel y sí, los ojos. Pero también su gran cantidad de fibra y betacaroteno nos dará sensación de llenura, pero no por mucho tiempo. Por lo que si la tomas como un snack tendrás mucho aporte nutritivo, sin dejar a un lado tu plato principal.

Frutas

frutas compr

Siempre es genial poder comer alguna fruta en la merienda. Una banana, manzana, algunas fresas o arándanos, ayudarán a saciar nuestra hambre y nos darán energía para lograr hacer nuestras tareas hasta nuestra próxima comida.

Recuerda que siempre es mejor tener muchas comidas pequeñas que te aporten muchos nutrientes, que una gran comida que no te aporte nada. Y tú ¿Ya sabes cuáles snacks saludables incluirás en tu día a día?

 

¿No tienes una cuenta? Adquiere tu membresía aqui