Descubre mis secretos para un asado perfecto

Ustedes saben que yo soy amante del asado. El cerdo, el pollo, y sobre todo la carne de res a la parrilla es algo que me apasiona preparar.

Creo que mi amor por este método de cocción se hizo más grande cuando viví en Argentina. Yo trabajaba para un canal de comida, y en mis momentos de descanso, pues… ¡Hacía parrilla! Y de una forma u otra fui probando métodos para conseguir el asado perfecto.

Por supuesto, mi fiel compañera en esta labor es “la bestia”, mi parrillera. Con ella he descubierto ciertas técnicas para conseguir el punto ideal de la carne a la parrilla. Aunque nada está escrito en piedra, y hay muchas cosas que aprender, trataré de ser breve y  enseñarte mis truquitos simples. Así que… ¡A encender el fuego!



El calor es importante

brasa

Si vas a hacer tu asado con carbón o leña, un tip para conseguir la temperatura ideal es que luego de encenderlos, debes observar la superficie grisasea. Esto quiere decir que el fuego va tomando fuerza en tu parrillera.

Ahora bien, dependiendo del corte que vayas a preparar, ya sea a fuego alto, medio o bajo, la mejor manera de medir la temperatura de tu parrillera (si no tienes un termómetro), es colocando la palma de tu mano lo más cerca posible del fuego. Si soportas la temperatura de 1 a 2 segundos, cocinarás a fuego alto. Si lo soportas 3 a 4 segundos es fuego medio. Y si por el contrario puedes aguantar 5 a 7 segundos es un fuego suave o bajo. Muy por encima o por debajo de estos límites, no es un fuego recomendado para tu asado.

El corte ideal

carne sazonada

Para que en tu círculo de amigos te nombren el rey del asado, debes saber qué corte elegir y cómo cocinarlo. Y en esto quiero detenerme un tanto más.



Ten en cuenta que no todos los cortes son iguales. Hay algunos más grasos, más duros o marmoleados. Todo depende de qué parte del animal se haya extraído. Generalmente las partes que la vaca más usa suelen ser más duras: como la rueda (round), las piernas o la paleta . Mientras que las partes más tiernas y jugosas son las que menos usa, como el lomo (loin), las costillas (rib) o el short loin.

Algunos de mis steaks favoritos son el Tritip por su cantidad de grasa y carne equilibrada, que le dan un marmoleado perfecto y una jugosidad increíble; también el NY Strip que por su suavidad y poca grasa, es un corte ideal para cocinar a fuego alto; y el Ribe Eye, que tiene una gran cantidad de marmoleado por lo que suele ser muy tierna.

El tiempo debe estar de tu lado

parrilla web

Una vez que elegiste el corte que más te guste es momento de echarlo al fuego. Debes saber que hay cortes que llevan más tiempo de cocción que otros y de eso puedes aprender un poco más aquí. También puedes aplicar esta técnica, que te servirá de guía para tus asados:

  • Cortes delgados= Cocinarlos con mucho calor y en poco tiempo (desde 3 a 8 minutos).
  • Cortes gruesos= Asarlos con poco calor, por mucho tiempo (desde 2 horas a 24 horas).

Algunos de los cortes más suaves son: el lomo, el short loin, el chuletón y el rib. Y entre los cortes más duros están: el pecho, la rueda y la paleta. Y uno de dureza media es la falda.

Ahora que ya tienes los pasos básicos para armar tu asado perfecto, es momento de comenzar a disfrutar… Así que cuéntame, ¿cuál corte de carne es tu favorito para llevar a la parrilla?

¿No tienes una cuenta? Adquiere tu membresía aqui