Conserva tus berenjenas sin que pierdan sus nutrientes

Las berenjenas son tan sabrosas, nutritivas y versátiles, que se pueden comer a toda hora ¡y eso es muy bueno! Esto hace que queramos salir corriendo al súper a comprar un montón para preparar un sinfín de recetas. Aunque a veces tenemos el tiempo muy corto, no podemos prepararlas y terminan dañándose, ¿te ha pasado?

La verdad es que hay muchos mitos sobre conservar las berenjenas. “No las dejes en el refrigerador porque se dañan”, “Si las congelas pierden sus nutrientes” o “Si las dejas afuera sabrán raro”, son algunas de las cosas que nos dicen. Sin embargo, hay técnicas para guardar nuestras berenjenas y que las puedas usar en tu próxima comida. Aquí te las muestro:

Frescas pero solas

berenjena americana

Una de las formas más comunes de conservarlas es guardándolas en la nevera. Aunque la mejor manera de hacerlo es alejándola de los vegetales y las frutas, porque sino se marchitarán mucho más rápido. Pues las berenjenas son como una esponja y absorben todo lo que tienen a su alrededor. Incluyendo los gases que expulsan las otras hortalizas y frutas.

Recuerda siempre quitarle la bolsa con la que venga del súper y enjuagarla, antes de llevarla al refrigerador. Este proceso hará que te duren al menos 7 días.

Sí puedes congelarlas

berenjenas con sal

No, no perderán sus nutrientes ni se pondrán aguadas. Claro, antes de llevarla al congelador debes escaldarlas.

Simplemente córtalas según la receta que vayas a preparar luego y pásalas por agua hirviendo con un poco de limón (para que no pierdan su color) por al menos 1 minuto. Inmediatamente llévalas a un recipiente con agua y hielo. Retíralas, sécalas bien con papel absorbente y guárdalas en bolsas. Cuando las vayas a usar sólo agrégalas directamente en tu preparación.

De esta manera y a buena temperatura pueden durarte hasta 2 meses, incluso más.

Guárdalas encurtidas

escabeche de berenjena

Y para mí la mejor forma es con un escabeche de berenjena que definitivamente ¡Me encanta! Porque es una de esas cosas que recogí de mis varios viajes a Argentina. En muchos lugares a los que iba siempre tenían estos frascos de vidrio en los cuales se colocaba la berenjena y se dejaban ¡Listos para cualquier momento!

Perfecto para cualquier aperitivo o merienda. Servida con tostadas es ideal para improvisar y servir a tus invitados. Si quieres tener mi receta haz click aquí.

Con estos sencillos y rápidos tips, podrás mantener tus berenjenas por mucho más tiempo y disfrutar de sus nutrientes. ¿Te animas a probar alguna de estas técnicas?

Si quieres cocinar deliciosas recetas con berenjena, entra aquí a mi sección del ingrediente del mes.

¿No tienes una cuenta? Adquiere tu membresía aqui